Seleccionar página

Las sesiones de sonido son espacios para la relajación y la armonización donde se hacen sonar diferentes instrumentos vibracionales, entre los cuales destacan los cuencos de cristal de cuarzo, el didgeridoo, los cuencos tibetanos, tambores oceánicos, voz y sansula entre otros.

Disfruta de una experiencia única viajando por diferentes paisajes sonoros, abriéndote y llenándote del sonido primigenio: la vibración.

La duración de cada sesión es de 50 minutos, y se realiza preferentemente tendido en el suelo encima de una esterilla cómoda, boca arriba y sin almohada, para una óptima relajación del cuerpo y facilitación de la respiración.